domingo, 15 de febrero de 2015

Ejemplos prácticos en composición y color en una fotografía



Hoy tocan unas fotos con las que os mostraré unos trucos para mejorar la composición en la fotografía gastronómica.


En esta primera, lo principal fue coger 2 colores que entre ellos dos tengan bastante contraste, que sean colores complementarios.


También algo a tener en cuenta es la colocación de los elementos, que al añadir varias cosas no se nos caiga por un lado, es decir, no poner mas cosas por un lado que por otro y que de sensación de inestabilidad.

También juegue con la alineación de las naranjas para dar un aire de tranquilidad y de esta manera obtener un orden visual, donde ahí está lo atractivo de la foto. Todas las naranjas siguen unas lineas imaginarias que ayudan a la foto a tener un aspecto tranquilizador.






En esta segunda foto, los colores no son complementarios, pero si de una misma gama tonal que da ritmo a la imagen. Da mucha fuerza visual la colocación y el corte de las verduras, ya que su aspecto geométrico nos ayuda a ese afán humano de querer ordenarlo todo.



Por último os pongo el esquema de iluminación, en este caso quería una luz homogenea pero con un ligero contraste para resaltar las texturas. La luz principal viene del octobox y con la ayuda de las 2 pequeñas ventanas me permitieron rellenar sombras y dar un ligero contraste al colocarlas un poco a contraluz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario